Aunque este domingo la Seremi de Educación Metropolitana, y debido a los problemas generados por el sistema frontal, decidió paralizar las actividades en salas cunas y colegios durante este lunes, los 26 establecimientos pertenecientes a la Corporación Municipal de Educación abrieron sus puertas para entregar el servicio de alimentación a quienes así lo requirieran.

Pese a que durante esta mañana ninguno de los más de 22 mil alumnos llegó a solicitar colación, la medida se mantuvo durante la hora de almuerzo.

Pasadas las 2 de la tarde de este lunes, el Intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, informó que se suspende la alerta de emergencia emitida el día de ayer, por lo que este martes las clases se realizarán forma normal.