Desde hace cuatro años que en Maipú no se entregaba una vivienda social. Y las esforzadas y perseverantes 46 familias que este lunes 13 vieron su sueño cumplido en la Villa General Baquedano, en el barrio de Hospital-Campo de Batalla, tuvieron que esperar y luchar –dicen a coro– por más de 17 años para recibir su casa propia.

Por eso la alegría y emoción eran tan desbordantes en el conjunto habitacional de cuatro pisos, situado en Avenida Olimpo y calle Asunción. Allí la alcaldesa Cathy Barriga encabezó esta emotiva y significativa entrega de viviendas sociales, para saludar y compartir con los felices vecinos y vecinas que la recibieron con afecto y reconocimiento. A ellos les dijo que “ustedes han luchado por su sueños de la casa propia y en su gran mayoría lo lideran mujeres, a quienes felicito por su fuerza, esperanza, trabajo y porque sé lo difícil que es para cada una de ustedes mantener el sustento de su hogar estando solas y muchas veces con hijos. Sin embargo, pese a todas las dificultades, ustedes lo han logrado. Hoy se cumple un sueño personal, recibirán las llaves de su hogar y el de una familia con mucho orgullo, segura y feliz. Yo los invito a seguir luchando por todos sus sueños y a ser parte y construir este Maipú que renace junto a ustedes”.

El apoyo del Municipio fue clave para sacar adelante este proyecto del Serviu Metropolitano, concretado por IM Constructores y que considera departamentos construidos en hormigón armado, de 56,84 m2 (incluyendo 2 departamento habilitados para discapacitados, de 69,76 m2), de 2 y 3 dormitorios, con living-comedor, 1 baño y cocina habilitada con cocina más una logia con lavadero, calefont y cañerías para ubicar una lavadora. Todo ello en un ambiente común con áreas verdes o jardinería y espacio para juegos infantiles y máquinas de ejercicios.

Alberto Pizarro, director del Serviu Metropolitano, expresó que “alguno dirá qué poquititos, son cuarenta y seis departamentos, pero por Dios que es significativo. Hace ya más de cuatro años que no entregábamos un conjunto habitacional en Maipú. Y así este proyecto va a ser la punta de lanza de otros que vienen, para que ustedes puedan seguir diciéndoles a las familias que organizarse, que trabajar, que poner su esfuerzo en el liderazgo de sus dirigentes da fruto”.

Patricia Jara, presidenta del Comité 2 de Villa General Baquedano expresó que “son diecisiete años luchando para tener nuestras casas y feliz por lo que logramos. Hemos estado toda una vida de allegados, estar luchando todos los días con los niños chicos, molestando al Serviu, para que nos ayudaran. Gracias a Dios fuimos muy perseverantes. Yo no tenía a mis dos hijos cuando empecé en esta lucha. Desde hace medio año que estábamos cuidando estos departamentos porque se los querían tomar. Gracias a Dios eso no pasó”.