Cinco cuadrillas, cada una con al menos tres funcionarios o trabajadores municipales –coordinados por la Dirección de Aseo, Ornato y Gestión Ambiental (Daoga)–, se están encargando diariamente, a partir del miércoles 2 de mayo, de cumplir a cabalidad con el calendario de podas en nuestra comuna, trabajos que se extenderán hasta agosto y como medida para anticiparse a las consecuencias que pueda ocasionar el invierno que se avecina.

Se trata de una poda selectiva –para evitar desganches o cortar ramas que se inclinan a las casas–, de los árboles que abundan en nuestra comuna, como los acacios, acer negundo, pimiento y fresno, entre otros. Luego de las podas respectivas, el retiro de las ramas sobrantes se realiza al día siguiente.