Se trata del programa municipal gratuito “De vuelta al colegio” (en conjunto con la Corporación Escuelas Itinerantes), destinado a adultos que no han terminado su enseñanza media, para conseguir la Licenciatura de Cuarto Medio Laboral que les permita presentarse a trabajos que exijan este requisito y, además, puedan sacar su Licencia de Conducir.

 Este lunes 6, en el Auditórium Municipal, y en un ambiente de gran emotividad y orgullo, la alcaldesa Cathy Barriga saludó a los presentes y sus familiares, señalando que “para mí es muy gratificante recibirlos a todos ustedes, que con esfuerzo, con entrega, con dedicación, van a lograr algo tan anhelado que estaba pendiente quizás por distintos motivos en la vida. Gracias a ustedes que lo decidieron y se animaron a hacer algo tan importante. Setenta adultos con un alto espíritu de superación en una etapa que culmina en esta hermosa graduación de cuarto medio. Mérito que dará la oportunidad de trabajar y de buscar nuevas opciones laborales para ustedes. Y de ese camino también queremos ser parte”.

En la ocasión (donde también les habló la señora Estela Vallejos, de Maipú, quien a sus 75 años dio la PSU y obtuvo 654 puntos) todos recibieron sus diplomas y además se otorgaron el Premio al esfuerzo: Manuel Jesús Uribe; Premio al rendimiento: Juan Enrique Venegas (promedio 7); y Premio a la Colaboración: Mireya del Carmen Palacios.

Todos los alumnos de este programa (que en total ha graduado a más de 500 adultos) se inscribieron en las juntas de vecinos de Villa Los Robles, San Pablo, El Llano y el CAM Poniente y desarrollaron sus clases en esas dependencias, durante cuatro meses todos los sábados, de 10 a 13 horas, donde se incluyeron las asignaturas de castellano, ciencias sociales, ciencias naturales y matemáticas (con los profesores Patricia González, Richard Mellado y Fernando Mahan), además se les facilitaron las guías de ejercicios.

Quienes se graduaron expresaron su satisfacción y orgullo por este importante logro, como Marisol Urbina, quien dijo estar “muy feliz, agradecida de la Municipalidad, de la alcaldesa Cathy Barriga, y de haber tenido este logro, porque no me lo esperaba a esta edad. Que muchas personas más lo hagan porque no es difícil estudiar”. O Blanca Caballero, para quien era “algo que ni lo soñaba. Me inscribió una amiga en la junta de vecinos. Los profesores enseñaban muy bien. Es un sueño, un logro. Si yo pude, mis hijos también”. René Catalán, esposo de la feliz graduada Emilia Hidalgo, apuntó que “ella se decidió a hacerlo, con harto sacrificio y la salud que no acompaña a veces. Y salió adelante. Lo que significa para una dueña de casa. Y todos ayudando con las tareas. Apoyándola siempre, especialmente a esta edad”.