“Qué bonito el Museo del Agua”, dijo la señora Carmen Rojas, mientras que al pequeño Miguel le agradó “pasear en el bus de Turistik”, en tanto que don José Cárcamo indicó que se sentía “orgulloso por vivir en Maipú, la comuna de la independencia de Chile”.

Los maipucinos y maipucinas se expresaron con mucho entusiasmo y vivieron con total intensidad las entretenidas jornadas por el Día del Patrimonio Cultural, este sábado 25 y domingo 26, cuando miles de familias disfrutaron de todas y cada una de las actividades que dispuso y organizó el Municipio y su Alcaldesa, Cathy Barriga, para celebrar esta iniciativa vivida en todo el país que ya cumplió 20 años.

En nuestra comuna, esta auténtica festividad cultural incluyó diversos eventos que se desarrollaron desde las 12 a las 17 horas, en el epicentro de la Plaza Monumento, donde hubo talleres de cocina para niños, de conservación fotográfica y de ilustración botánica e histórica. Además, desde ese lugar tan histórico y querido para tod@s l@s maipucin@s partían los buses de dos pisos de Turistik, así como otros cómodamente habilitados, para llevar a las familias con adultos, niños, jóvenes y adultos mayores, a las variadas rutas patrimoniales dispuestas para estas jornadas.

Previo a los recorridos, l@s vecin@s recibieron chocolate caliente, té o café y ya en pleno recorrido se les entregaba una colación saludable para hacer más ameno el paseo. La Ruta del Patrimonio Natural contempló una visita al Santuario de la Naturaleza Quebrada de la Plata, en Rinconada, administrado por la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile. María Teresa Barrera, adulta mayor y vecina de la Villa San José, señaló que “me gusta salir a recorrer, conocer la vegetación, el aire libre”. Y quienes fueron al tour de la Batalla de Maipú tuvieron opiniones similares al pasar por lugares como la Piedra Bueras y su homenaje al héroe de los dos sables, o al llegar al monumento del Abrazo de Maipú: “Qué bueno que se haga esto porque los niños y nosotros aprendemos más de nuestra historia, de la comuna”, dijo Leyla. Y qué decir de quienes fueron a la Ruta del Patrimonio Natural, cuando visitaron la Granja Alimentaria y pudieron asistir a un taller de cocina saludable y degustar un rico falafel de garbanzos, además un rico pancito amasado y conocer los establos y corrales con ovejas, cabras, conejos y caballos.

Asimismo, quienes fueron a disfrutar del paseo Los Pajaritos, apreciando los encantos naturales que tiene el Cerro Primo de Rivera, un verdadero pulmón verde para nuestra comuna. Y también las familias que llegaron hasta el original y único Museo del Agua, para conocer los procesos, objetos y maquinarias involucrados en el proceso de lo que es el gran tesoro de Maipú. En definitiva, dos jornadas donde se celebró en familia y con mucha alegría el Día del Patrimonio en este Maipú que renace a la cultura.