Este lunes 24, en las dependencias de la Piscina Municipal, se realizó la celebración del WE TRIPANTU o Wuiñol Txi Pantu-nuevo Sol, nuevo comienzo o nuevo renacer, donde nuestros pueblos originarios festejan por su nuevo año en el solsticio de invierno. Esta celebración se genera porque nuestros pueblos se rigen por los ciclos de la naturaleza, donde las aves migran al norte, las aguas de los ríos aumentan su caudal y gracias a las lluvias nuestra Ñuke Mapu o Pachamama (madre naturaleza) renueva sus fuerzas, para dar inicio a los primeros brotes de la flora; así, los seres humanos agradecemos por la renovación con una ceremonia rogativa de agradecimiento.