La sesión de la mañana de este jueves en el Concejo Municipal de Maipú no fue una sesión cualquiera. Fue la despedida para José Gustavo Ojeda Espinoza, secretario municipal, y María Isabel Palma, directora de Control de la Municipalidad, tras 51 y 35 años, respectivamente, de carrera como funcionarios públicos.

“La verdad es que ustedes han entregado y dejado su corazón en el servicio público. No es fácil que los funcionarios hagan carrera muchas veces, porque a diferencia de las empresas que van rotando, hay un cariño, un esfuerzo mayor y obviamente ustedes lo han logrado”, expresó nuestra Alcaldesa, Cathy Barriga Guerra, en un alto de las sesión 1165, del Concejo Municipal.

El caso de don José Gustavo fue un viaje laboral que inició en 1968, dentro de la dirección de Finanzas de la Municipalidad. La presidenta del Concejo Municipal no pasó por alto la fecha y le ofreció una breve, pero sentida despedida. “Pasando a otro tema”, dijo durante la sesión: “Don Gustavo, para usted éste es el último concejo municipal de su vida. Yo quiero brindarle un aplauso”. Todo el hemiciclo se puso de pie.

Sereno, Ojeda Espinoza fue rodeado por la Alcaldesa, concejales y personal de la Municipalidad: “Agradecerles, primero a usted Alcaldesa y a todos los concejales, la deferencia que han tenido conmigo en el sentido de haberle servido en buena forma, creo yo, en todos los años en que he podido acompañarlos acá”.

Placa y fotos

Ambos funcionarios recibieron como reconocimiento, una placa y un collage fotográfico con parte de su trayectoria. “Hice carrera en el municipio en el sentido de que estuve en las diferentes direcciones. Fui Tesorero Municipal, Jefe de Contabilidad y de Finanzas. He hecho una labor de carrera y creo que la he hecho bien”, sostuvo.

Recordó la fórmula que siempre trató de aplicar. “Me identifico con eso de hacer la pega y hacerla bien. Les exijo a las personas que están bajo mi mando que la pega se debe hacer bien. Que nos podemos equivocar claro que sí. Pero hay que tratar de hacerla bien, siempre. Creo que he cumplido”, dijo.

En tanto, María Isabel Palma se conmovió en su despedida. Rememoró que sólo  trabajó en la Dirección de Control y que apenas dejó trabajar en este despacho momentáneamente hace un año. “De verdad, el Municipio para mí ha sido todo. Por razones personales, ha servido como contención por muchos años. Por eso tener que dejarlo se me complica un poco más. Les agradezco a todos. Esto es un muy bonito recuerdo”.

Por su parte, Ojeda Espinoza contó que llegó al municipio haciendo las planillas de sueldo de la planta general. Agradeció a los 14 alcaldes que ha tenido en la Municipalidad. “Todos tuvieron su sello, diferentes a todos, y este municipio se destaca por ser una comuna de recursos y un sinfín de actividades y labores, de obras. Es por eso que la gente que está acá se la juega. Creo que la labor cumplida está”, finalizó.

Al final, nuestra Alcaldesa, a nombre de todo el Concejo y la Municipalidad, les deseó lo mejor en el nuevo camino que emprenden. “Que lo aprovechen, que lo disfruten, porque ya dieron todo en este municipio. Muchas gracias”, finalizó.