Cuando se trabaja de manera mancomunada para resolver los problemas,  hay razones para ser optimistas. Este miércoles 6 de mayo, la alcaldesa Cathy Barriga Guerra, presidió el Consejo Comunal de Seguridad Pública número 32, en el que se refirió, entre otros puntos, a la importancia de reforzar las estrategias para garantizar la seguridad de los vecinos , en el complejo marco de la pandemia por COVID-19.

“Estamos luchando para ganarle la batalla al virus y para poder entregar la mayor seguridad de los vecinos”, expresó la jefa comunal en una cita en la que participaron Gonzalo Huenumil, encargado de seguridad municipal; Eduardo Labarca, subprefecto de la BICRIM Maipú de la PDI; Gonzalo Urbina Castro, comandante de la 25 Comisaría de Carabineros; y Luis Fuentes Parva, capitán de la Comisaría 52 de Carabineros Rinconada de Maipú.

De entrada, la alcaldesa presentó a las autoridades parte del trabajo innovador realizado para contener la pandemia en la comuna, con la creación de la Brigada Epidemiológica de Asistencia Social (BEAS) y la activación del Covid-Móvil para dar asistencia a los vecinos.  Luego agradeció la incorporación de 30 carabineros a la seguridad comunal,  a través de patrullajes mixtos, que después de su primera semana de operaciones demostraron parte del camino a seguir para devolverle la tranquilidad a l@s maipucin@s.

“Quiero agradecer al trabajo que se está haciendo con las patrullas mixtas, que es la colaboración importantísima de Carabineros con la seguridad comunal, porque creo, y lo estamos viendo en los medios de comunicación, como en todas las comunas nos hemos visto afectados durante los toques de queda,
en donde lamentablemente se presenta este escenario al haber falta de fiscalización”, expresó la máxima autoridad municipal.

La Alcaldesa manifestó que espera que la exitosa cooperación de Carabineros se extienda y se refirió a los factores que se deben abordar. Habló de la importancia de la denuncia ante el Ministerio Público, Carabineros y PDI, para poder darle respuestas de manera integral a los sucesos. “No hay delito si no hay denuncia”, insistió.

Durante el desarrollo del Consejo, se presentó una comparativa de delitos de los primeros trimestres de 2018, 2019 y 2020, que permite establecer un ligero incremento de robos con intimidación y violencia, lo que se traduce en una mayor sensación de inseguridad. “Se aprecia una disminución en los robos en lugar habitado. Todo lo anterior eventualmente producto de la cuarentena que se ha establecido por la pandemia”, se lee en el informe presentado en mesa.

Con base en el éxito estratégico del #BEAS, anunció un abordaje integral con los cuerpos de seguridad y los vecinos, más la creación de un mapa georreferencial para dar respuestas, según los lugares donde más se registren los delitos y sus tipos.