Nuestra Granja Municipal es un proyecto gestionado por nuestra Alcaldesa Cathy Barriga Guerra, pensando especialmente en l@s niñ@s y familias que tiene algún tipo de alergia alimentaria, con realización de talleres gratuitos de comida saludable y paseos educativos para conocer a los animalitos del lugar.

Y hoy, en el contexto de la emergencia sanitaria que atraviesa nuestra comuna y país, este lugar se ha resignificado y se trabaja día a día en otro acto de amor:  hacer pancitos para las familias que tienen Covid en nuestra comuna.

Desde los primeros casos que hubo en nuestra comuna, cada familia Covid ha recibido su pancito diario en sus casas (sin contacto para impedir contagio de funcionarios, la bolsa se deja colgada en la reja) para evitar que tengan que salir a comprar y contagiar a más vecin@s.

Este gesto ha sido tremendamente agradecido por la comunidad y ha sumado a funcionarios y funcionarias de diversos departamentos municipales con espíritu de servicio público, quienes de forma voluntaria se han unido para fabricar un rico pan de amor.

Agradecemos a las empresas con Responsabilidad Social como Molinera San Cristóbal, Heredia Molino y Collico, por sus donaciones de harina y levadura, que han permitido cumplir este lindo proyecto.