Un emotivo y simbólico acto se vivió este lunes 15 de junio  en nuestra Plaza Monumento, con el izamiento a media asta de una bandera blanca y la bandera chilena, en honor y en respeto a todos aquellos vecinos y vecinas que han fallecido víctimas del Covid-19 y a sus familias,  que han tenido que vivir un difícil proceso.

“Por todas aquellas familias que no pudieron despedir como quisieran a sus seres queridos, no poder tener una ceremonia y para que todos nosotros podamos tomar conciencia desde hoy para no lamentar más muertes. Es importante que tomemos conciencia hoy respetar la vida es un acto de amor”, expresó la Alcaldesa Cathy Barriga Guerra,  quien presidió este acto.

Hasta el lugar llegaron los hermanos Pedro y César Rivera Reyes, hijos de la primera fallecida en nuestra comuna, la señora Eliana Reyes Nanjarí,  quienes  aprovecharon esta instancia para enviar un potente mensaje a la comunidad y especialmente a la juventud:  “Que respeten las normas, para que podamos salir delante de esta enfermedad, nosotros sufrimos mucho , nosotros no pudimos ni enterrarla (a su madre), no pudimos velarla, no hacer nada, pasamos por un periodo muy malo y hasta el día de hoy me emociono, lo hicimos para no exponer a nadie más”, manifestó emocionado Pedro Rivera Reyes.

Somos la tercera comuna de la Región Metropolitana con más decesos, sumando  ya 121, lo que se traduce en mismo número de familias que no pudieron despedir a sus seres queridos y con esta bandera  se quiso simbolizar el dolor y el amor que podemos tener desde hoy en adelante para prevenir y no lamentar más muertos a causa de esta enfermedad.